Skip to content

Todo lo que necesita saber sobre el cuidado de las orquídeas

En este artículo les contaré Todo lo que necesita saber sobre el cuidado de las orquídeas, para que pueda mantener saludable y floresciente su planta.

Cuando se trata del cuidado de las orquídeas, no hay nada más fácil que tres cubitos de hielo a la semana. Pero a diferencia de otras flores, las orquídeas pasan por varios cambios durante su ciclo de vida. Esto es lo que necesita saber para que su orquídea siga prosperando en cada fase de su vida.

Seleccione la orquìdea adecuada

Una vez que haya seleccionado la orquídea adecuada para usted, colóquela en un ambiente bien iluminado. Esto puede ser en una habitación bien iluminada o cerca del alféizar de una ventana. No se preocupe si no tiene una habitación con luz natural: las orquídeas también prosperan en ambientes con luz artificial. 

Las orquídeas disfrutan de ambientes cálidos, entre 60 y 80 grados Fahrenheit, por lo que la temperatura de su hogar es importante para su planta. Si desea alegrar su baño, intente colocar su orquídea en el mostrador o en el alféizar de una ventana. A las orquídeas les encanta la humedad común en la mayoría de los baños, por lo que agregar su planta a esta habitación poco probable agregará algo de estilo a un espacio que a menudo se pasa por alto. 

Fertilice a su orquídea

Además de unos pocos cubitos de hielo a la semana, no hay mucho que deba hacer para mantener su planta saludable y floreciente. Puede agregar fertilizante a su rutina de cuidado de orquídeas, pero no es necesario. 

Salud de las raíces y las hojas

Echar un vistazo a las raíces de su orquídea es una manera fácil de saber qué tan saludable es. Tenga en cuenta estos consejos al evaluar las raíces:

  • Las raíces sanas son de un verde vibrante
  • Las raíces grisáceas / blancas significan que su orquídea puede necesitar más agua
  • Las raíces marrones o blandas significan que probablemente se haya regado en exceso.
  • Si ha regado en exceso, no vuelva a regar hasta que las raíces se hayan secado.

La evaluación del color de las hojas de la orquídea también es útil para determinar la salud de la planta. Aquí hay algunos consejos para revisar las hojas de su orquídea:

  • Blanco: la orquídea recibe demasiada luz
  • Verde oscuro: la orquídea no recibe suficiente luz
  • Negro: la orquídea está experimentando un crecimiento bacteriano o fúngico, tiene demasiado fertilizante o tiene depósitos minerales de agua dura

Cuidando tu orquídea en reposo

Como los humanos, las orquídeas necesitan un período de descanso para rejuvenecerse. Es durante este período de descanso, las orquídeas acumulan nutrientes y energía para que puedan florecer nuevamente. Puede saber que su orquídea está descansando si todas sus flores se han caído y el tallo se ha vuelto marrón.

 Observar este proceso puede hacerte pensar que tu planta ha muerto, ¡pero no la tires! Es probable que solo esté descansando, lo cual es normal. Durante este tiempo de descanso, todo lo que necesita hacer es continuar con su rutina de cuidado como lo hizo cuando su orquídea estaba floreciendo. Pueden pasar varios meses para que crezca un nuevo pico, así que recuerde ser paciente. 

 

31 views